Tratamiento rápido y definitivo de los condilomas anales

Los Condilomas anales y perianales son verrugas que si se miran con lupa, tienen forma de coliflor. Se producen por contagio sexual y están producidos por el Virus denominado “del Papiloma Humano” (VPH). Existen, según algunos estudios científicos, más de 200 tipos del Virus del Papiloma Humano (VPH), pero sólo unos 30-40 pueden infectar el área anal, perianal y genital. Representa, en la actualidad, una de las enfermedades de transmisión sexual más común y frecuente. Recordemos que, los preservativos no son eficaces al 100 % para la prevención del contagio de esta enfermedad, su uso, sólo disminuyen un porcentaje de la probabilidad de contagio.

VPH de Alto y Bajo riesgo

Todos los tipos del VPH se clasifican básicamente en virus de “Alto y Bajo Riesgo” para producir Cáncer. La mayoría de los tipos de este virus, denominados de “Bajo Riesgo”, no producen ningún síntoma en la mayor parte de las personas contagiadas. Sólo unos pocos pueden producir verrugas en piel (manos y pies) o condilomas en ano y genitales. Otros menos frecuentes aún, los denominados de “Alto Riesgo” producen cáncer en ano y genitales (VPH tipos 16 y 18). Por ello, la mayor parte de los humanos desconocen que están infectados por el VPH, siendo transmisores involuntarios del virus en sus contactos sexuales. Ya que el contagio se produce siempre de manera directa, de piel a piel.

Verruga zona perianal
Verruga zona perianal

Por ello, la gran mayoría de infecciones anales y genitales por VPH nunca llegan a causar ninguna verruga, ni condiloma, ya que son neutralizados por el Sistema Inmune de la persona que se ha contagiado. Aquellos que finalmente desarrollan condilomas en ano o genitales, son por virus de “Bajo Riesgo”, virus que no provocan Cáncer. Los de “Alto Riesgo”, que producen Cáncer, no pueden ser detectados por exámenes o test, ya que actualmente no disponemos de ninguna prueba que detecte la infección de estos tipos. Lamentablemente estos tipos de “Alto Riesgo” tampoco suelen dar sintomatología previa, lo que hace aún más difícil su detección. El Cáncer Anal puede debutar o cursar con síntomas leves como picor o secreción y, otras veces, con síntomas más alarmantes como sangrado (rectorragia) o dolor. Por eso, es muy importante que ante cualquiera de estos síntomas consulten con un médico proctólogo especializado de inmediato. De hecho, toda la población sexualmente activa debiera hacerse revisar con cierta periodicidad el área anal, perianal y genital para la detección precoz de la infección.

Tratamiento de los condilomas anales

Los condilomas anales son verrugas causadas por los tipos del VPH 6 y 11 fundamentalmente, que ocasionan lesiones indoloras, sangrantes y muy contaminantes. Deben tratarse de manera inmediata para evitar el contagio propio a otras zonas, y/o el contagio a otros individuos con los que se mantenga contacto sexual. No desaparecen solos. Estos tipos de VPH que producen condilomas no provocan Cáncer, pero deben ser tratados con urgencia para eliminarlos radicalmente y evitar contagios. Ahora bien, las cremas y soluciones farmacológicas no solucionan por si solas el problema, por lo que se debe recurrir a su eliminación quirúrgica.

En Clínica Proctológica del Dr. Tomás Paco, desde hace años, cuando detectamos una infección por condilomas, los eliminamos inmediatamente, por electrocoagulación. Sin baja médica y sin alterar para nada la actividad habitual del paciente.

Etiquetas: ,
Categoría Cirugía anal y perianal

Entradas relacionadas