Sinus pilonidal

¿Qué es la enfermedad pilonidal y qué la causa?

Es un quiste que forma pelos y a veces relleno de pelos en la región sacrococcigea, en general en la línea media, con tendencia a hacer trayectos fistulosos secundarios que penetran lateralmente y de manera desigual en ambos lados de la línea media.

Tienen con frecuencia un componente infeccioso que empeora la clínica y evolución del seno. Suele producirse pues, una supuración de tipo agudo, produciendo un absceso de volumen variable, con dolor, tumefacción, y a veces fiebre no demasiado alta. El hueso cóccix queda siempre protegido, y es inhabitual su afectación. La evolución normal es la recidiva, con una larga sucesión de episodios de retención purulenta, alternando con periodos asintomáticos. A veces se descubre un mechón de pelos fácilmente extraíble. La enfermedad es más común en hombres que en mujeres y en pacientes con vello corporal abundante y firme. Frecuentemente aparece en la pubertad y los 30 años.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas varían desde un pequeño orificio o fístula hasta una tumefacción grande y dolorosa. A menudo esa zona supura un líquido que puede ser claro, turbio o sanguinolento. Cuando hay infección, la zona se enrojece, se vuelve muy sensible y el líquido que exuda tiene mal olor. La infección también puede ocasionar fiebre.

Existen habitualmente varias fases en esta enfermedad. Casi todos los pacientes sufren un episodio de absceso agudo (la zona está hinchada y es muy dolorosa). El absceso se resuelve con la salida del pus retenido, bien por sí mismo o por la realización de una pequeña incisión hecha por el médico. Una vez solucionado el absceso, muchos pacientes desarrollan un sinus pilondal. El sinus es una cavidad bajo la piel que se comunica con el exterior por uno o más orificios fistulosos. Los que se comunica con el exterior por uno o más orificios fistulosos. Los pacientes necesitan una pequeña intervención para eliminarlos.

¿Cómo se trata la enfermedad pilonidal?

El tratamiento depende de la fase de la enfermedad. El absceso agudo se trata mediante una incisión y drenaje para extraer el pus y reducir la inflamación y el dolor. Posteriormente se debe realizar siempre una exéresis completa del seno. No existe el tratamiento médico para esta enfermedad; solo antibióticos y antiinflamatorios pueden prescribirse a la espera del tratamiento quirúrgico definitivo.

Nosotros practicamos una exéresis radical del seno, previa anestesia local y de forma ambulatoria, dejando herida abierta para cicatrización por segunda intención. La utilización de suturas aumenta las recidivas. El periodo de cicatrización suele variar de cuatro a ocho semanas, según tamaño y profundidad de la herida, aunque el paciente puede realizar su actividad normal desde la primera semana si la herida no es muy profunda.

Seno pilonidal
Seno pilonidal
Las fotografías son propiedad del Dr. Tomás J. Paco Buendía y son operaciones reales realizadas por él.

Enfermedad destacada

Algunos tratamientos especiales

Sinus pilonidal

Es un quiste que forma pelos y a veces relleno de pelos en la región sacrococcigea, en general en la línea media, con tendencia a hacer trayectos fistulosos secundarios que penetran lateralmente y de manera desigual en ambos lados de la línea media.

Pólipo anal

Los pólipos son crecimientos anormales de tejido que surgen de la capa interior o mucosa. Algunos pólipos son planos (sesiles), otros tienen un tallo (pediculados).

Lesiones intrarrectales

Lesiones intrarrectales debidas a la ingestión de cuerpos extraños. Tienen grandes posibilidades de infectarse en pocas horas, degenerando en un absceso o fístula perianal si no se interviene rápidamente.

Hemorroides

Las hemorroides, son el engrosamiento y descenso de venas que en condiciones normales está situadas en el canal anal. Son venas hinchadas, inflamadas alrededor del ano o la parte inferior del recto.

Fisura anal

Es una pequeña herida o úlcera lineal que aparece en el borde interno del ano.

Enfermedad de Verneuil

Descrita por un cirujano francés, Verneuil, a mediados del siglo XIX. Se trata de una enfermedad caracterizada por lesiones supurativas subagudas y crónicas a nivel de nuca, axilas y perineo.