Especialistas en el tratamiento y curación de las fístulas anales

Fístula anal

La Fístula Anal es un trayecto o túnel que pone en contacto un orificio de una cripta interna en la mucosa del ano en el canal anal, con otro orificio externo en la piel perianal. La causa que provoca la Fístula es una infección interna de alguna herida o cripta de la mucosa anal, o bien, una infección externa en la piel perianal, forúnculo (grano) o herida de piel perianal que progresa hacia la mucosa del ano. Dicho “grano” puede expandirse y llegar a contactar con el ano. En ese momento la infección se agrava, porque desde ese momento la infección tiene una fuente de alimentación continua por los gérmenes que anidan en el canal anal y ampolla rectal, provocando el trayecto fistuloso.

Saber más

Hidrosadenitis supurativa en proctología

La Hidrosadenitis Supurativa en Proctología es una enfermedad inflamatoria y supurativa de la piel que afecta fundamentalmente las zonas glútea, perianal, perineal e inguinal incluso llegando a veces a zona escrotal. Esta “inflamación supurativa” de la piel afecta principalmente a los folículos pilosos, es decir donde nace el pelo, y a las glándulas sebáceas y sudoríparas. El proceso se inicia con la oclusión de algunos de estos folículos pilosos o glándulas, dando lugar a una posterior infección. Es entonces cuando aparecen nódulos dolorosos que van aumentando de tamaño y terminan abscesificándose y finalmente supurando, con una mejoría en cuanto al sufrimiento del paciente cuando esto último ocurre.

Saber más

Grano en el ano

Lo que habitualmente se padece cuando se tiene “un grano en el ano”, no es otra cosa que la expresión de un forúnculo, o a veces si se ha complicado, un absceso perianal.
Un forúnculo es una inflamación, enrojecida y dolorosa, que se forma en la piel, debido a una infección bacteriana, generalmente por el Staphylococcusaureus, en un folículo piloso, glándula sebácea y tejido subcutáneo adyacente. Suelen aparecer pues, en zonas donde son abundantes los folículos pilosos, las glándulas sebáceas y sudoríparas, es decir; cuero cabelludo, barba, pecho, axilas, ingles y área perianal.

Saber más

Riesgos de las Fisuras Anales

El riesgo más frecuente de mantener una Fisura Anal Crónica sin operar es, sin duda, la infección. Una herida en el ano, con deposiciones diarias, fácilmente se infecta por la contaminación con bacterias procedentes de las heces (Shigella, Salmonella, Yersinia, Campylobacter, Escherichia coli…) y/o de la piel (Estreptococo, Estafilococo …). Esta infección, si no se trata, rápida y fácilmente progresa hacia la formación de un Absceso Perianal.

Saber más

Incontinencia en Operación de Fisura Anal

Incontinencia anal

Si bien es cierto que se han descrito incontinencias anales, debemos tranquilizar a todos los pacientes de Fisura anal crónica y animarlos a que se decanten por dar solución a sus Fisuras anales de la manera más eficaz que, científica y estadísticamente, ha quedado demostrado que no es otra que la intervención quirúrgica consistente en la Esfinterotomía anal.

Saber más

Fisura anal y hemorroides durante la pandemia del COVID-19

Coronavirus COVID-19 y enfermedades del ano

Durante el confinamiento que estamos padeciendo por la pandemia del Coronavirus, las enfermedades relacionadas con el ano han aumentado su frecuencia y su sufrimiento, debido sin duda, a una menor practica del ejercicio físico, con un aumento del estado de reposo que ha dificultado en general la circulación venosa, y un cambio en la alimentación, por lo que han proliferado las crisis hemorroidales.

Saber más